El poder personal

Para el 23 y el 24 de enero, 2016, Enso escuela propone un encuentro de la mujer esencial. Exploraremos lo que es, o no es, el poder personal. Actualmente es una expresión común en el  mundo del “ crecimiento personal”. Aunque esa expresión no tiene género, propongo este trabajo en el grupo de mujer esencial. El inconsciente colectivo femenino está muy dañado… Por ejemplo, todavía no hace 100 años que votamos. Los siglos de represión se manifiestan en cómo la mujer reacciona al hecho de sentirse poderosa. En el encuentro propongo  explorar e ir hacia un camino no reactivo, no imitativo, sino creativo, que incluye y no excluye.  Cómo vivir el presente, ser y aportar al mundo de hoy honrando este “ poder”.  

El término “poder personal”  genera todo tipo de fantasías y expectativas. Intentaré decir brevemente  algo de nuestro enfoque. No como algo fijo. Muchas veces, la expresión “poder personal” despierta -de forma consciente o no- una idea de dominación. Cuando el miedo, la inseguridad o la comparación están presentes,  dominar a otros o controlar a ti o a otros parece un antídoto… Es solo una defensa, aunque no se experimente así. Y es común que, de esa misma forma inconsciente, se busque el poder  personal en el terreno de la “dominación”, desde el miedo y sus mil caras. Tal camino aumenta el sentirse “ débil”,  aumenta el miedo, y la necesidad de dominar, controlar o someterse. Así que si en algún lugar albergamos esta fantasía de dominación, y sus varias caras… (una,  por ejemplo, sería la competitividad salvaje, un YO-Ego hinchado) no es lo que yo experimento cómo poder personal, sino como miedo.

El poder personal no tiene nada que ver con ser el más fuerte, el dominante. Tiene que ver con explorar tu capacidad, tu potencial, tus valores, y permitirte expresarlos sin temor y atreviéndote a ser radiante. 

En el encuentro, observaremos como es en nosotras, tanto en su aspecto cognitivo como emocional. Creencias, limitaciones fantasías, potencial…

En el sistema de chacras, el poder personal se localiza en el plexo solar o manipura. Representa el Sol. Ofrece su luz sin condiciones, brilla irradia… Es una luz que te hace sentir vivo y vibrante…

En los encuentros me gusta explorar, desde el cuerpo, la energía, la emoción, la mente, el espíritu.

La parte física energética del trabajo despeja las nubes mentales: la experiencia es directa, poderosa, transformadora.

El poder personal, desde el espíritu, se revela a través de meditaciones que te permiten SER. La clave de esto llamado “poder personal” es experimentar realmente ese SER. Anula el temor, y sus expresiones., la vivencia de separación. Es un volver a casa. Y puesto que eres tu propia casa, no existen motivos para luchas, comparaciones… Eres completo y perfecto tal como eres.

Cuando tienes esta consciencia, es como la caída de un velo, y parece algo nuevo que nace.  Para mí, entonces, el poder personal es el poder radiante. Se hace impersonal y tu personalidad lo canaliza  dando forma a tus valores, capacidades y potenciales. Es un proceso creativo.

 

 

 

 

Posted in: